La vida es un conjunto de ciclos. Hay ciclos meteorológicos, ciclos de vida, ritmos circadianos y ondas sinusoidales por nombrar algunos. Algunos ciclos son oportunos, mientras que otros dependen de marcadores. Los seres humanos se han convertido en la especie dominante debido a nuestra capacidad de identificar tendencias y utilizarlas a nuestro favor.

Invertir experimenta sus propios ciclos. Ser un inversor exitoso depende del control de la mentalidad emocional (mucho más difícil de lo que a la mayoría le gustaría admitir), así como de reconocer ciclos y tendencias. Los ciclos de inversión no siempre son fácilmente identificables y pueden incluir fintas, pero un cambio puede estar sobre nosotros.

Hay numerosas estrategias que se pueden aplicar a la inversión en acciones. La mayoría se puede agrupar en inversiones de “valor” o “crecimiento”, también conocido como estilo de valor y estilo de crecimiento. La inversión de valor generalmente implica seleccionar acciones que parecen estar a precios menores que sus valores intrínsicos y un estilo favorito de Warren Buffett. La inversión en crecimiento generalmente implica seleccionar acciones que parecen estar creciendo más rápido que la economía en general y pueden considerarse acciones de impulso, como Tesla.

En el pasado reciente, el ciclo de estilo de inversión ha favorecido la inversión en crecimiento. Esto fue especialmente cierto en 2020, que fue un año particularmente impresionante con un crecimiento superior al valor. Al igual que con todo en 2020, COVID jugó un papel importante en este ciclo. Las acciones que sobresalieron proporcionaron compras por internet, servicios de entrega y conectividad virtual, así como la infraestructura tecnológica subyacente. Muchos de los sectores de valor (como la energía, los servicios públicos y las finanzas) se quedaron atrás, mientras que algunos subsectores (viajes, ocio y entretenimiento) cayeron en el campo de valores debido a caídas significativas.

Este año, sin embargo, ha empezado de otra manera. Hay una confluencia de situaciones que se están configurando para la rotación de estilo fuera del crecimiento y hacia el valor. En primer lugar, la distribución de la vacuna. A medida que la inoculación impregna la población, las personas se sentirán más cómodas volviendo a sus vidas pre-COVID. En segundo lugar, la conclusión del invierno está naturalmente acompañada por individuos que buscan re-explorar su ambiente y salir. Por último, hay fuertes indicios de una fuerte demanda de “experiencias”. Por ejemplo, las reservas de restaurantes están aumentando precipitadamente1, y las reservas de líneas de cruceros están viendo un gran aumento de la demanda2. Esto en sí mismo es un factor importante para las acciones de valor en este momento.

Los ciclos de inversión están orientados a marcadores y no están sujetos a un calendario. La rotación del crecimiento al valor parece fuerte, pero la inversión puede tomar desviaciones repentinas. Tener tanto el crecimiento como el valor dentro de un porfolio es el enfoque más sabio y la forma en que equilibramos el riesgo general en un porfolio. Inclinarse hacia ciertos estilos o adivinar entre estilos crea más volatilidad y con el tiempo impacta el retorno total, por eso creemos de siempre diversificar entre los estilos.  Sin embargo, este ciclo parece estar claro en este momento y veremos cómo se desarrolla en los próximos meses.

1 https://www.opentable.com/state-of-industry
2 https://www.cruiseindustrynews.com/cruise-news.html

Alejandro M. Jerez
Profesional CERTIFIED FINANCIAL PLANNER™
CRN-2867400-121019
CRN-3487642-031021

Suscríbase a nuestro Newsletter

Manténgase siempre informado.

Reciba en su email la mejor información de eventos y seminarios.

Su email fue agregado exitosamente!