El Índice de Oportunidades Globales de Milken Institute 2021, que mide el atractivo de los países para inversión y este año se centró en Latinoamérica, muestra a Chile con la clasificación más alta de la región debido a su sólido desempeño en todas las categorías medidas, particularmente en lo referido a sus instituciones y la relación con los inversionistas.

Los problemas estructurales que presentan las economías de América Latina y que se han agravado por el impacto de la pandemia de COVID-19, hacen necesario lograr una mayor Inversión Extranjera Directa (IED); un reto no menor si se considera que el flujo de capital extranjero en la región viene cayendo de forma casi ininterrumpida desde 2012, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Para alcanzar esta meta, los países deberán realizar las reformas apropiadas que hagan “más amables” a las instituciones y sus relaciones con los inversionistas, una tarea en la que Chile lleva la delantera.

El índice de oportunidades globales del think tank estadounidense Milken Institute en 2021, que mide el atractivo de los países para la inversión y que este año se centró en Latinoamérica, destaca a Chile en el primer lugar entre sus vecinos regionales, al lograr la mejor calificación (36°) gracias a un “sólido desempeño institucional”. En segundo lugar aparece Uruguay (48°), seguido de Costa Rica (55°) como el tercero mejor de la región. México (64) y Panamá (65), completan el top cinco latino del índice.

Para llegar a esta conclusión, la evaluación anual de este grupo de expertos consideró 96 variables, incluidas las perspectivas macroeconómicas, el potencial de innovación y desarrollo futuros, el acceso a los servicios financieros y la conformidad con las normas internacionales. Y Chile logró un sólido desempeño en todas ellas. “Lo que diferencia a Chile es lo amable que son sus instituciones con los inversionistas extranjeros”, señala el estudio.

La misma “amabilidad” muestra Uruguay, que se ubica en segundo lugar por un buen desempeño en marco institucional y servicios institucionales; pero que se vio afectado por un bajo rendimiento en estándares y políticas internacionales (referido a la capacidad de un país de adoptar normas internacionales) y en percepción de negocios (que mide las limitaciones y facilidades de las empresas para resolver disputas), ítems en los que Chile también destaca.

El tercer puesto lo ocupa Costa Rica gracias a su solidez en el marco institucional, aunque al igual que Uruguay, tiene un bajo rendimiento en percepción de negocios y estándares y políticas internacionales. En esta última variable México obtiene su mejor resultado, lo que le permite ubicarse en el cuarto lugar del ranking. El índice de Milken valora como “bastante uniforme” el desempeño general de México, a excepción del indicador referente a los servicios financieros (que mide el tamaño relativo a su economía y la facilidad para acceder a servicios y productos financieros) donde tiene bajo rendimiento.

La quinta posición la ostenta Panamá, apoyado por su desempeño en la categoría servicios financieros. No obstante, sus debilidades en marco institucional y estándares internacionales, no le permitieron escalar a una mejor posición. Aun así, supera a grandes economías como Brasil (76°) y Argentina (88°), que se siguen viendo afectadas por un “importante margen” en percepción empresarial y marco institucional, que reflejan problemas de corrupción, transparencia y reparación confiable de agravios.

Fuente: https://www.americaeconomia.com/economia-mercados-finanzas/chile-gana-la-carrera-por-atraer-inversion-extranjera-en-america-latina

Suscríbase a nuestro Newsletter

Manténgase siempre informado.

Reciba en su email la mejor información de eventos y seminarios.

Su email fue agregado exitosamente!