Hay muchas maneras de evaluar acciones. Todos los métodos se pueden reducir a dos estilos principales. Designamos estos como “crecimiento” y “valor”. Tanto los estilos como sus permutaciones se pueden implementar entre empresas de diferentes tamaños (pequeñas, medianas y grandes), así como domésticas o extranjeras. El factor distintivo de un administrador de portafolios es cómo reconoce oportunidades presentadas y efectúa los retornos.

La inversión en crecimiento busca invertir en empresas que están creciendo más rápido que la economía general o más rápido que el mercado de valores general. La inversión en crecimiento tiende a implicar un análisis de las tendencias actuales y aceleradas, lo que podría convertirse en una mayor rentabilidad. Esto sería similar a comprar la última moda, arriesgando que pueda salir de moda rápidamente. El riesgo es que la tendencia no se materialice como se esperaba, haciendo vulnerables los precios de las acciones de las empresas en crecimiento.

La inversión de valor generalmente busca acciones que puedan estar subestimadas. La inversión de valor tiende a requerir un análisis fundamental estricto de la empresa subyacente. Esto sería similar a comprar un abrigo de invierno en verano, arriesgando que no se necesite el abrigo cuando llega el invierno. El riesgo es que el bajo valor de la acción esté justificado y permanezca deprimido durante un período prolongado de tiempo.

Cuando se trata de diseño de portafolio, los arquitectos de portafolio generalmente desarrollan una estrategia que tiene concentración en ambos. La razón es que es extremadamente difícil determinar, si no imposible, qué estilo supera en el corto plazo. Además, la concentración en ambos estilos reduce los riesgos de cualquier estilo.

Es importante monitorear la diferencia relativa, ya que podría ofrecer información sobre la dinámica del mercado. Desde 2017, el crecimiento ha salido adelante por un margen considerable. Aún más interesante es que el estilo de crecimiento ha explotado comparado con la inversión de valor durante 2020. Muchos a menudo se refieren a los “90s go-go” cuando se habla de tales disparidades de inversión de crecimiento. Sin embargo, la disparidad durante 2020 ha superado incluso a los “90s go-go.”

¿Hay una oportunidad o un arbitraje para ser capturado? Posiblemente. Sin embargo, no se sabe cuánto durará la disparidad ni cómo terminará la disparidad. La disparidad podría desaparecer rápidamente como el “naufragio tecnológico” de principios de la década de 2000 o simplemente podría evaporarse durante un período de años, que es más típico. Es importante reconocer que la disparidad puede no ser tan grande como parece ya que el estilo de crecimiento está siendo impulsado por un puñado de acciones.

Los estilos de crecimiento y valor son como un yin y yang. Se complementan entre sí y ambos son parte del todo. La disparidad puede parecer exagerada, pero es importante mantener la concentración en ambos estilos.

Alejandro M. Jerez
Profesional CERTIFIED FINANCIAL PLANNER™
CRN-2867400-121019
CRN-3296812-102220

Suscríbase a nuestro Newsletter

Manténgase siempre informado.

Reciba en su email la mejor información de eventos y seminarios.

Su email fue agregado exitosamente!