Los malos resultados que venían acumulando en varios de sus negocios dentro del país antes de la pandemia desembocaron en una lacónica y drástica comunicación desde su casa matriz: la multinacional de origen francés Danone informó este lunes que puso “en revisión” algunos de sus negocios en todo el mundo, incluida su filial argentina.

“El Grupo Danone revisará estratégicamente el desempeño de algunos activos; y Argentina forma parte de esa estrategia revisión”, aseguró Danone Argentina a través de una comunicación. “Como empresa revisamos constantemente nuestro portafolio para asegurarnos que esté alineado con nuestras metas y objetivos. Este proceso está por comenzar y, por lo tanto, no implica ninguna opción concreta”.

La comunicación de que sus negocios en la Argentina están “en revisión” fue hecha este lunes por parte de la directora ejecutiva de Danone en Francia, Cecile Cabanis, al presentar los resultados globales trimestrales. Si bien no es el único país donde su permanencia quedó bajo la lupa (también mencionó una marca, Vega, dentro de Estados Unidos), el mensaje de la ejecutiva fue que la Argentina está en la mira. Otras filiales del grupo ni siquiera fueron mencionadas.

Con más de 25 años de presencia, Danone es una de las principales empresas de alimentación y bebidas del país, dueña de fábricas de productos lácteos, productos de nutrición y embotelladoras de agua. También talla como accionista en el negocio de galletitas, con la marca Bagley.

Fuentes allegadas la compañía aseguraron que el negocio de lácteos, con sus marcas Danone y Danonino (entre otras) venía acumulando importantes pérdidas desde hacía tres años a comienzos de 2020 y el contexto de pandemia e inestabilidad económica acentuó los malos resultados. Desde que llegó al país, Danone tiene una alianza estratégica con La Serenísima, a la cual le había comprado su división de yogures y postres, que produce en la planta de Longchamps, en la zona sur del Conurbano. La distribución de los productos es coordinada desde un área logística ubicada en el partido de General Rodríguez, donde funciona la usina láctea de La Serenísima.

En aguas minerales, Danone Argentina es la número uno del mercado, con las marcas Villavicencio, que embotella en Las Heras (Mendoza) y Villa del Sur, con embotelladora en Chascomús. “En aguas los resultados son menos malos que en lácteos, pero hace dos años que tampoco arrojan buenos números”, agregaron las fuentes.

La empresa también es dueña de la planta de Kasdorf en Garín, en la zona norte, donde produce productos de nutrición infantil especializada en dos áreas, nutrición “temprana” y “médica”.

Danone además fue la compradora de la emblemática marca de galletitas Bagley, en 1994, pero hoy ese negocio lo comparte en una sociedad “joint venture” con la local Arcor, la cual se encarga del manejo del negocio.

Entre todos sus negocios directos, sin contar las galletitas, la empresa emplea a 5.000 personas. “Todavía no hay nada en concreto, pero habrá que estar muy atentos a las directivas que lleguen desde Francia”, agregaron las fuentes.

Fuente: https://www.clarin.com/economia/multinacional-danone-puso-revision-negocio-argentina_0_p9nMpxN1n.html

Suscríbase a nuestro Newsletter

Manténgase siempre informado.

Reciba en su email la mejor información de eventos y seminarios.

Su email fue agregado exitosamente!